True

Venta de productos ganaderos y del sector cárnico
Filters
x
Quick Filter
x
Rango de precios
18.24
1520.0
-
Aplicar filtro
Quick Filter

Categoría de producto

Análisis de triquina

Todos los elementos necesarios para poder realizar con garantías, una correcta detección de triquina en muestras de carne de porcino. Disponemos de los productos y materiales de laboratorio para la digestión de las muestras y posterior detección de larvas de triquina.

Productos

Equipo digestor para detección de triquina completo Ref.: 2633
1.520,00 € 1.520,00 € 1520.0 EUR
El más vendido
Pepsina para deteccion de triquinas NF 1:10000 1 Kg Ref.: 3044
227,39 € 227,39 € 227.39000000000001 EUR
Pepsina para deteccion de triquinas NF 1:10000 500 g Ref.: 3701
162,61 € 162,61 € 162.61 EUR
Pepsina 100 g en botes de 10 g Ref.: 3122
47,88 € 47,88 € 47.88 EUR
Ácido clorhídrico HCL 25 % 1 L para detección de triquinas Ref.: 3043
18,24 € 18,24 € 18.240000000000002 EUR
Picadora de carne Ref.: 3268
39,36 € 39,36 € 39.36 EUR
Tamiz de acero inoxidable, malla para triquina Ref.: 3267
95,70 € 95,70 € 95.7 EUR
Cubeta rectangular de 180x40 mm en metacrilato transparente Ref.: 3261
102,00 € 102,00 € 102.0 EUR
Triquinoscopio Ref.: 2811
29,17 € 29,17 € 29.17 EUR
Microscopio estereoscópico binocular EUROMEX NexiusZoom Ref.: 2681
666,00 € 666,00 € 666.0 EUR
Triquinoscopio Hauptner Ref.: 967
43,18 € 43,18 € 43.18 EUR
Kit agitador magnético MicroMagmix Ref.: 3794
637,00 € 637,00 € 637.0 EUR
Microscopio estereoscópico trinocular EUROMEX NexiusZoom Ref.: 3509
717,00 € 717,00 € 717.0 EUR
Bandeja portamuestras acero inox. 50 compartimentos Ref.: 3424
222,11 € 222,11 € 222.11 EUR

¿Qué es la triquinosis?

La triquinosis es una enfermedad producida por la presencia de larvas del género Trichinella, y puede contraerse debido por el consumo de carne, o productos cárnicos crudos o insuficientemente cocinados, de especies de animales infestadas por este parásito, básicamente en carnes de cerdo, jabalí o caballo. 


Las formas adultas del parásito se localizan en el intestino delgado de mamíferos, aves o reptiles, pero las larvas se diseminan a través del torrente sanguíneo y se enquistan en la musculatura esquelética.


¿Qué métodos existen para detectar la presencia de triquina?

Existen diversos métodos de laboratorio autorizados para la detección de triquina en las carnes frescas. La normativa vigente que recoge las técnicas de detección de triquina es el Reglamento de Ejecución (UE) 2015/1375 de la Comisión de 10 de agosto de 2015.


En este reglamento se establece como método de referencia el método de digestión de muestras colectivas con utilización de un agitador magnético.


¿Cómo detectar la presencia de triquina?

Los pasos que seguir para la aplicación el método de digestión de muestras colectivas con utilización de un agitador magnético consistirían en 4 etapas. 

  1. Obtención y preparación de la muestra

  2. Digestión enzimática en medio ácido

  3. Sedimentación

  4. Visualización


Etapa de obtención y preparación de la muestra para la detección de presencia de triquina

Se necesitará disponer de una muestra de la carne de la canal de jabalí o del cerdo a analizar.

La cantidad de muestra, así como su naturaleza, va a ser distinta según se trate de cerdos domésticos o de jabalíes. 


Los pasos que seguir en esta etapa serán:


  1. En el caso de canales enteras de cerdos domésticos, deberá tomarse una muestra de un peso mínimo de 1 gramo en uno de los pilares del diafragma, en la zona de transición entre la parte muscular y la parte tendinosa, excepto si se trata de cerdas de cría o verracos, donde la muestra será el doble, con un peso mínimo de 2 gramos. En el caso de no disponer del pilar del diafragma, la muestra deberá tener doble tamaño, 2 gramos (o 4 gramos en el caso de las cerdas de cría y los verracos), de la parte del diafragma situada cerca de las costillas o del esternón, o de los maseteros, o de la lengua o de los músculos abdominales. En el caso de tan sólo disponer de trozos de carne, se tomará una muestra de un peso mínimo de 5 gramos de músculo estriado, que contenga poca grasa y, en la medida que sea posible, esté situado cerca de los huesos o de los tendones. El mismo criterio será utilizado en la carne que no esté destinada a ser muy cocida o a otros tipos de tratamiento posteriores al sacrificio. 

  2. De tratarse de jabalíes, se tomarán muestras con un peso mínimo de 10 gramos de la pata delantera, de la lengua o del diafragma, de los que se hará la digestión a un peso mínimo de 5 gramos. Para cada digestión, el peso total de músculo que se examine no excederá de 100 gramos.

  3. Tras la obtención de cantidad destinada a ser la muestra, se procederá a su trituración, hasta obtener una mezcla homogénea de la carne a analizar.

La relación de material necesario para esta primera fase del proceso de detección de presencia de triquina sería:

  • Cuchillo y/o tijeras afiladas para obtener la muestra.

  • Pinzas para facilitar el corte de las muestras. 

  • Picadora con una cuchilla afilada que permita obtener una correcta mezcla de las muestras.

  • Balanza de precisión que permita como mínimo 0,1 gramos.


Etapa de digestión enzimática en medio ácido de las muestras para la detección de presencia de triquina

Mediante la digestión enzimática de las muestras de carne, se reproduce de modo artificial las condiciones de digestión dentro del estómago. La utilización de una solución de pepsina con ácido clorhídrico elimina las cápsulas que envuelven las larvas de triquina que se encuentran enquistadas en las fibras musculares. Esta eliminación de las cápsulas permitirá la liberación de las larvas de triquina facilitando su posterior observación. 

Esta digestión enzimática, tendrá como elementos fundamentales tanto a los reactivos utilizados (ácido clorhídrico y pepsina) como los parámetros de temperatura y de tiempo aplicados.


Los pasos que seguir en esta etapa serán:

  1. Se necesitarán 2 litros de agua, previamente calentada a 46-48 °C y depositados en un vaso de precipitados. Después se introducirá el imán y se coloca el vaso sobre una placa térmica, previamente encendida a 46 ºC.

  2. Se debe disponer de un vaso con suficiente capacidad para evitar salpicaduras. Se establece que el vaso de precipitados sea de 3 litros de capacidad.

  3. Adición de ácido clorhídrico. Se añaden 16 ± 0,5 ml de ácido clorhídrico de 25 % y se comienza la agitación. Precaución: Es fundamental realizar la adición del ácido clorhídrico antes que la adición de la pepsina, para conseguir una acidificación del medio, ya que la pepsina actúa a un pH óptimo entre 2 y 3.

  4. Adición de la pepsina. Ésta podrá presentarse en forma sólida, con una concentración de 1:10 000 NF (US National Formulary), correspondiente a 1:12 500 BP (British Pharmacopoeia) y a 2 000 FIP (Fédération internationale de pharmacie), en cuyo caso se añadirán 10 gramos (± 0.2 g) o en forma líquida, con una concentración mínima de 660 unidades de la Farmacopea Europea/ml, en cuyo caso serán 30 mililitros (±0.5 ml).

  5. Añadir la carne picada al vaso de precipitados de 3 litros que contiene el agua, el ácido clorhídrico y la pepsina. Cubrir el vaso de precipitados con una hoja de aluminio, que ayuda a mantener la temperatura constante y disminuye la emisión de vapores al ambiente.

  6. Agitar el líquido de digestión, hasta que desaparezcan las partículas de carne (durante 30 minutos aproximadamente).

  7. Finalización de la digestión. Se procede a detener el mezclador y el líquido de digestión es vertido a través del tamiz en el embudo de separación. Este tamiz debe tener una malla de 180 micras, un diámetro exterior de 11 cm y provisto de una rejilla de acero inoxidable.


La digestión se considerará satisfactoria si en el tamiz no queda más del 5 % del peso de la muestra inicial de carne.


La relación de material necesario para esta segunda fase del proceso de detección de presencia de triquina sería:

  • Vaso de precipitados de vidrio (3 L). 

  • Agitadores magnéticos. 

  • Placa térmica de temperatura controlada. 

  • Hoja de aluminio. 

  • Soportes con anillos y fijaciones. 

  • Balanza de precisión de al menos 0,1 g. 

  • Termómetro de una precisión de 0,5°.


Etapa de sedimentación en la detección de presencia de triquina

En esta etapa del proceso de detección de triquina lo que se consigue mediante la sedimentación, es concentrar las posibles larvas liberadas durante el proceso de digestión, facilitando su posterior detección visual. 


Los pasos que seguir en esta etapa serán:


  1. Reposo y traspaso del líquido de digestión. Una vez trasvasado el líquido de digestión al embudo, se dejará reposar durante 30 minutos. Transcurrido este período de reposo, se debe traspasar rápidamente una muestra de 40 ml del líquido de digestión a la probeta graduada o al tubo de centrifugación.

  2. La muestra de 40 ml se dejará reposar durante 10 minutos. Posteriormente se aspirará con cuidado 30 ml del líquido sobrenadante. De esta forma se retiran las capas superiores, quedando un volumen que no supere los 10 ml. 

  3. Esta muestra de 10 ml del sedimento restante se verterá en una cubeta o en una placa de petri. Esta será la muestra sobre la que se realizará el cómputo de larvas, a la que se añadirán 10 ml como máximo de agua procedentes del enjuagado de la probeta graduada o el tubo de centrifugación.

La relación de material necesario para esta tercera fase del proceso de detección de presencia de triquina sería:

  • Tamices 

  • Embudos destinados a recibir los tamices 

  • Probetas graduadas o tubos de centrifugación. 

  • Cubetas metálicas para el jugo digestivo restante. 

  • Pipetas y soportes para pipetas 

  • Embudos de separación cónicos

Etapa de visualización para la detección de presencia de triquina

En esta etapa del proceso de detección de triquina lo que se realiza es la visualización de las larvas de triquina. 


Los pasos que seguir en esta etapa serán:


  1. Los líquidos de digestión se examinarán en el momento en que estén dispuestos. En ningún caso se podrá posponer el examen al día siguiente. 

  2. Cuando los líquidos de digestión no se examinen en los 30 minutos siguientes a su preparación, se deberán clarificar de acuerdo con el siguiente procedimiento: 
    a. Verter la muestra final de unos 40 ml en una probeta graduada y dejar reposar durante 10 minutos. 
    b. Luego, retirar 30 ml del líquido sobrenadante, dejando un volumen de 10 ml.
    c. Dicho volumen se llevará a 40 ml con agua. 
    d. Después de un nuevo período de reposo de 10 minutos, aspirar 30 ml del líquido sobrenadante para obtener un volumen máximo de 10 ml que se examinará en una placa de petri o en una cubeta para cómputo de larvas.
    e. Lavar la probeta graduada con 10 ml como máximo de agua y agregar el líquido obtenido a la muestra en la placa de petri o en la cubeta para el cómputo de larvas, para su examen. 
    f. Si el examen revela que el sedimento no es transparente, verter la muestra en una probeta graduada, llevar su volumen a 40 ml con agua y seguir el procedimiento descrito en la presente sección. Este procedimiento podrá repetirse de 2 a 4 veces hasta que el líquido sea lo suficientemente claro para una lectura fiable.

  3. La observación se realizará en el triquinoscopio o al examen en el estereo-microscopio con un aumento de 15 a 20 veces. 

  4. Siempre que se observen zonas sospechosas o formas similares a parásitos, deberán aplicarse aumentos superiores, de entre 60 y 100 veces. 


La relación de material necesario para esta cuarta fase del proceso de detección de presencia de triquina sería:

  • Triquinoscopio o estereomicroscopio, con fuente de luz. 

  • Uso de triqunoscopio: cubeta para el cómputo de larvas. 

  • Uso de estereomicroscopio: cubeta o placas de petri. 


To install this Web App in your iPhone/iPad press and then Add to Home Screen.