True

Venta de productos ganaderos y del sector cárnico
Filters
x
Quick Filter
x
Rango de precios
55.0
105.13
-
Aplicar filtro
Quick Filter

Categoría de producto

Acidificantes para el agua de bebida

 

Acidificantes orgánicos e inorgánicos para el agua de bebida de los animales en granja. Te asesoramos en la compra.

 

 

Productos

Acid H2O 30 Kg Ref.: 2825
105,13 € 105,13 € 105.13 EUR


¿Qué son los acidificantes?

Son un conjunto de aditivos que permiten reducir el pH del medio donde son aplicados, ya sea un medio líquido como el agua de bebida o bien un medio solido como los piensos y alimentos destinados a los animales.


¿Qué tipos de acidificantes existen para uso ganadero?

Dependiendo de su origen, estructura química y características, se pueden clasificar los distintos ácidos en dos grupos: ácidos inorgánicos y ácidos orgánicos


Los ácidos inorgánicos, son compuestos de hidrógeno y uno o más elementos, pero sin presencia de átomos de carbono, como por ejemplo el ácido sulfúrico (H2SO4), o el ácido ortofosfórico (H3PO4).


Los ácidos orgánicos, a diferencia de los ácidos inorgánicos, sí contienen átomos de carbono, como el ácido fórmico (CH2O2), el ácido propiónico (CH3CH2COOH) o el ácido butírico (C4H8O2).


Por su estructura química pueden ser de cadena corta, media o larga.


¿Para qué se utilizan los acidificantes?

Se utilizan para la acidificación del agua de bebida y de los alimentos de los animales.


La acidificación del agua de bebida en animales monogástricos se utiliza tanto para aumentar la digestibilidad de las proteínas de la dieta, como para la mejora de la salud intestinal de los animales. Permite el control de enterobacterias patógenas responsables de graves trastornos digestivos en los animales, especialmente en porcino, avicultura y cunicultura.


La acidificación del agua de bebida de los animales facilita la eliminación del biofilm en los circuitos de agua de las granjas.


La acidificación de los piensos se utiliza como elemento de conservación de los alimentos destinados a los animales, además de favorecer la digestión de sus nutrientes. 


¿Qué acidificante es el más indicado?

La elección del acidificante dependerá de cuál sea el efecto que se desee conseguir:

  • Inhibir el crecimiento bacteriano en el agua.
    En este caso, la opción indicada sería un ácido inorgánico, siendo quizás el ácido ortofosfórico uno de los más utilizados y que presenta una buena relación de efectividad en relación con su coste.

  • Inhibir el crecimiento bacteriano en el agua y también en el sistema digestivo.

    En este caso, una combinación de ácidos orgánicos será la opción más indicada. La proporción de los distintos ácidos orgánicos variará dependiendo del principal patógeno a controlar.

  • Inhibir el crecimiento bacteriano en el agua y también en el sistema digestivo, además de proporcionar una alta seguridad digestiva. 

    En este caso, la combinación de ácidos orgánicos con bioflavonoides (una gran parte de los colorantes vegetales amarillos y rojos) o aceites esenciales, permitirá potenciar los efectos ya comentados de los ácidos orgánicos.


¿Qué funciones pueden desarrollar los ácidos orgánicos?

Los ácidos orgánicos se emplean en alimentación animal por su gran capacidad antimicrobiana. No son medicamentos antibióticos, pero son capaces de impedir el crecimiento y la proliferación de bacterias patógenas, así como de hongos y levaduras no deseadas.


Los ácidos orgánicos funcionan como bacteriostáticos y también como bactericidas.

  • Su efecto como bacteriostático se produce por la reducción del pH por debajo de la neutralidad (valores 6 y menores), creando un ambiente poco idóneo para el crecimiento de distintas bacterias patógenas.

  • Su efecto bactericida se produce por la penetración dentro de las células de las bacterias patógenas por parte de los ácidos de cadena corta como el fórmico y también por la acción sobre la pared bacteriana de ácidos de cadena más larga como el propiónico y el acético.


¿Por qué deben utilizarse combinaciones de ácidos orgánicos?

La combinación de distintos ácidos orgánicos y en distintas proporciones permitirá el control de diversos patógenos que afectan a los animales de las granjas. 

  • Combinaciones de ácido fórmico, láctico y propiónico permiten el control de patógenos como E.Coli, Salmonella y Clostridium perfringens.

  • Combinaciones de ácidos que presenten un elevado nivel de ácido fórmico, facilitan el control de E.Coli y Salmonella.

  • Para el control de Staphylococus aureus en cambio, será preferible combinaciones que presenten ácido láurico.

  • Si el patógeno a controlar son hongos como Aspergillus flavus, que puede producir aflatoxina, la combinación más apropiada deberá presentar altas concentraciones de ácido propiónico.


¿Para qué animales están indicados los acidificantes?

El uso de acidificantes es una práctica muy extendida en diversas especies de animales de granja como el porcino, la avicultura y la cunicultura.

  • Porcino: El uso de ácidos orgánicos en lechones es una práctica muy recomendable para el control de E.Coli, Salmonella (combinaciones con ácido fórmico) ya que además al bajar el pH en el estómago y en los primeros tramos del intestino delgado (permite una digestión correcta de las proteínas de la dieta), evita la proliferación de gérmenes indeseables y reduce el riesgo de diarreas. 
    En los lechones después del destete, es recomendable la acidificación gástrica tanto para estimular el desarrollo estomacal como para mejorar el crecimiento de bacterias benéficas como el Lactobacillus acidofilus. 

  • Avicultura: La acidificación facilita la digestión de las proteínas, facilitando su absorción. También incrementa la proliferación de lactobacilos beneficiosos, reduciendo la flora patógena intestinal como E.Coli y Salmonella. La acidificación de agua de bebida en animales de alta exigencia ya sea por su rápido crecimiento (broilers) o por su alta producción (ponedoras, reproductoras), ayuda a mantener el equilibrio en la flora intestinal especialmente en situaciones donde la ingesta de pienso se vea alterada.

  • Cunicultura: La acidificación del agua de bebida ayuda a reducir la presencia de cuadros de diarreas causadas por E.Coli, Salmonella y Clostridium perfringens en los animales especialmente en el momento del destete. También permite controlar la aparición de diarreas en los primeros días de lactación de los gazapos al reducir la carga patógena de la madre.

Los ácidos orgánicos son aditivos autorizados por la Unión Europea, dentro del grupo de “conservantes” y su uso está permitido en todas las especies. Son sustancias seguras ya que no abandonan el tracto digestivo y por lo tanto no dejan residuos en los productos animales. 


¿Qué precauciones se deben tener con los acidificantes?

Los acidificantes son sustancias corrosivas y por lo tanto su aplicación deberá realizarse con todas las precauciones que sean necesarias.


Pueden presentarse efectos negativos en el caso de utilizar altas dosis de ácidos que puedan afectar a la palatabilidad de los alimentos, provocando una disminución de la ingesta de los animales y como consecuencia, su producción.




To install this Web App in your iPhone/iPad press and then Add to Home Screen.